MISIÓN
Formar y educar a la niñez y juventud en los principios y valores cristianos fundamentados en la espiritualidad Franciscana y de Madre Caridad Brader, constructores de una sociedad más justa y humana a través de la evangelización, comprometida con el respeto y la protección de la naturaleza; garantizando una educación católica de calidad y preventiva, que potencie y promueva las capacidades de cada persona, suscite la reflexión crítica de la realidad, la asimilación del conocimiento y oriente su acción a la transformación de la sociedad; siendo líderes emprendedores y seres de Paz y Bien.
VISIÓN
Como Comunidad Académica y Educativa en pastoral, ser reconocido por la integralidad de su propuesta educativa, su calidad en la formación humana-cristiana a partir de los principios espirituales católicos, franciscanos y de la Madre Caridad Brader. Proyectarse como colegio bilingüe, líder en innovación pedagógica, que imparte educación de calidad basada en procesos y formación científica, con sentido ecológico, para colaborar en la construcción de un proyecto de nación a través de jóvenes gestores de un país justo y fraterno con sentido humano, que garanticen la sostenibilidad de la institución a mediano y largo plazo para responder a los requerimientos de transformación social y visión moderna del desarrollo.
PROPÓSITOS DE LA FORMACIÓN
Formar estudiantes constructores de Paz y Bien.
Católicos-practicantes convencidos de su fe.
Con respeto por todas las criaturas de la naturaleza.
Creativos y proactivos.
Capaces de afrontar con idoneidad y responsabilidad los cambios científicos, tecnológicos y culturales de la sociedad.
Con capacidad investigativa y comprometidos con la transformación de su realidad.
Honestos, responsables, solidarios y fraternos.
Abiertos al dialogo como base de la solución pacifica de conflictos.
Conocedores de los derechos humanos de sus deberes morales,éticos y cívicos como cuidadanos.
OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN FRANCISCANA
Evangelizar en la cotidianidad a través de la práctica pedagógica.
Impartir una educación de calidad a las estudiantes, comprometiendo la participación activa de toda la comunidad educativa, en la cual cada uno de sus miembros constituye los modelos idóneos para establecer los patrones de comportamiento que se requieren en la consecución de la nueva ciudadana colombiana.
Establecer estrategias teóricas-prácticas que conlleven a las estudiantes al uso de la libertad dentro del proceso educativo con miras a que el aprendizaje es el resultado consecuente y voluntario del quehacer pedagógico.
Establecer un seguimiento permanente que permita determinar, comparar y definir el estado del proceso formativo y cognitivo de las estudiantes y de las acciones educativas de los docentes.
Desarrollar el pensamiento crítico constructivo, el interés afectivo por la convivencia, los valores, las actitudes, los talentos y las habilidades intelectuales así como las actividades de tipo científico, deportivo y cultural.
Fomentar acciones encaminadas a motivar en la comunidad educativa un liderazgo responsable, activo, creativo, participativo y democrático.
Implementar acciones educativas encaminadas al desarrollo de la autodeterminación con miras a la formación integral de la mujer con el fin de que aprenda a vivir y actuar consecuentemente con la realidad.
Implementar una Pedagogía Franciscana que propicie el desarrollo humano- integral del estudiante.
Propiciar espacios para el desarrollo integral de los docentes a fin de alcanzar la calidad educativa total.
Establecer una cultura de la autoevaluación y autocontrol de la labor pedagógica.
Revisar permanentemente el Proyecto Educativo Institucional a fin de responder prospectivamente a los retos educativos del tercer milenio, optimizando los recursos pedagógicos, didácticos, y administrativos.
Concientizar a los Padres de Familia sobre el papel que deben asumir en la educación de sus hijas.
Compartir nuestro ser y generosidad con los más necesitados.